Según a comenzado a trascender, Gran Hermano ha comenzado su nueva edición con un escándalo importante. En esta ocasión, la controversia se centra en una denuncia realizada por la monteriza Lysset, también conocida como La Barbie Tucumana, contra la producción del programa y una de sus participantes, Zoe Bagach, quien se presenta como La Barbie Argentina.

Lysset expuso su malestar por el presunto uso indebido de su marca registrada internacionalmente en el INPI por parte de la producción del programa y de Zoe Bagach.

La Barbie Tucumana dejó en claro su intención de defender sus derechos y buscar una compensación por los daños y perjuicios ocasionados, así como por el impacto emocional que esto le ha provocado.

A través de las redes sociales, la artista resaltó que no busca hacerse pasar por otra persona, sino que defiende su marca artística.

Destacó que ha invertido recursos considerables para registrarla en el INPI y que demandará a la producción del programa. Sus abogados están al tanto y listos para tomar acciones legales en su defensa.

La Barbie Tucumana mostró su enojo de una manera determinada, evidenciando su determinación en la defensa de sus derechos. Solo queda esperar que se haga justicia en este caso.

Noticias relacionadas