La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este martes que se han detectado más de 420 casos de hepatitis aguda en niños y niñas en el mundo, siendo la mayoría menores de cinco años y provenientes de países europeos.

Son 429 los casos de hepatitis aguda detectados en niños y niñas. De los cuales la mayoría se diagnosticaron en los países europeos y «cada día los números van cambiando», subrayó un documento de la OMS.
«Hasta la fecha, seis niños y niñas fallecieron y alrededor de 26 necesitaron un trasplante de hígado, siendo la mayoría de ellos menores de 5 años»

Apuntó el organismo, según la agencia de noticias DPA. Del mismo modo, la OMS explicó que el 15% de los casos de hepatitis aguda necesitaron del ingreso hospitalario o en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)

Por lo que llamaron a «seguir instando a los estados miembros a que investiguen y notifiquen los datos».

En tanto, el Gobierno de México informó este martes que el Ministerio de Salud se encuentra:

«Estudiando 21 casos de una hepatitis de origen desconocido, que afecta a niños y niñas». «Estamos en estudio de 17 casos, más estos cuatro informados ayer», dijo en conferencia de prensa el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell.
A su vez, el funcionario agregó que se encuentran informando y analizando todos los casos.

Hasta el momento ni en México ni en el mundo existe evidencia para confirmar o descartar la causa de esta hepatitis»

Dijo López-Gatell, según la agencia de noticias AFP.

Y explicó que el gobierno mexicano emitió un aviso epidemiológico para que las unidades de salud de todo el país identifiquen los casos y envíen muestras a los laboratorios.

Agregó, además, que de momento la población;

«No debe emprender ninguna acción específica sobre la hepatitis dado que se desconoce la causa y la cantidad de casos identificada es pequeña comparada con los casos de hepatitis para los que sí se encuentra una causa».

La OMS fue informada por primera vez el 5 de abril «por diez casos de hepatitis desconocida en niños y niñas, menores de 10 años en el Reino Unido», detalló AFP.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (ECDC):

Informaron -a principio de mayo- que estaban investigando 109 casos, de los que se notificaron cinco muertes.

Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales; algunos casos causaron insuficiencia hepática y requirieron trasplantes.

Hasta el momento, los virus de la hepatitis A, B, C, D y E no se han encontrado en estos pacientes.

Pero el 72% de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido a los que se les realizó la prueba de un adenovirus, tenían un adenovirus detectado, y de 18 casos subtipificados, todos fueron identificados como adenovirus 41F, el cual no se tiene registro de que cause hepatitis aguda grave.

El reporte señaló que la infección por SARS-CoV-2 puede provocar la formación de un reservorio viral.

La persistencia viral del SARS-CoV-2 en el tracto gastrointestinal puede conducir a la liberación repetida de proteínas virales a través del epitelio intestinal, lo que da lugar a una activación inmunitaria, lo que se ha propuesto como un mecanismo causal del síndrome inflamatorio multisistémico en niños.

Noticias relacionadas