De a poco la fachada del Mercado del Norte vuelve a recobrar vida, tras la clausura y cierre del histórico edificio ubicado en el corazón del microcentro tucumano. 

En las últimas horas llegó a nuestra provincia el relojero Alejandro Sfeir, el fue el encargado de poner funcionamiento el reloj que se encuentra en la parte superior de la fachada del Mercado del Norte. 

El reloj instalado en la esquina de Maipú y la peatonal Mendoza no es el original sino una réplica de aquel.

Sfeir explicó: “es una réplica aproximada, que se hizo en base a fotografías del original, que era de 1938. Coincide con la arquitectura medio art déco que tiene el edificio. Es un poco racionalista el reloj, con marcas en forma de palotes y agujas rectas. Así era el original y así lo reprodujimos, tratando de que se vea igual”.

Contó que cuando contrataron su empresa, Servi Clock, del mecanismo original no quedaba nada, solamente había un agujero en la mampostería. Por eso tuvo que recurrir a las fotos para que le sirvieran de guía.

“Tiene una estructura esquelética de acero, cubierto con acrílico blanco y las agujas rectas, y del lado adentro tiene una maquinaria moderna que es de accionamiento eléctrico pero con un control electrónico por el cual obtiene la hora de un satélite del sistema GPS”, siguió explicando el especialista.

“El reloj baja la señal del satélite -continuó-. Hay que aclararle al público que el sistema GPS es un sistema de relojería y en cada satélite hay un reloj atómico que tiene la hora con una precisión grandísima. Entonces, esa señal satelital se puede aprovechar, en este caso, para manejar un reloj. Y la hora se va actualizando. En caso de corte de energía, el reloj se para, pero cuando vuelve la señal del satélite, vuelve a ponerse en marcha”.

Sfeir tiene su empresa en Buenos Aires y se dedica a la relojería monumental, a restaurar relojes antiguos y a automatizar campanarios. 

Explicó que para él es una alegría muy grande que los gobiernos se pongan a atender estas cuestiones (de los relojes monumentales). “Son importantes aunque algunos digan que no lo son. Yo sé que mucha gente va a mirar este reloj del Mercado, así que les dedico a ellos mi trabajo”.

Según informó la Municipalidad capitalina, hacia las fiestas de fin de año se podrá mostrar la primera etapa de los trabajos de recuperación del Mercado. Es decir, los 17 locales que dan hacia la calle y la fachada. El interior del inmueble, en tanto se seguirá construyendo, ya que hay un plazo de dos años para finalizar esas etapas, de acuerdo con la contratación de las obras.

Noticias relacionadas