El influencer Santiago Maratea es reconocido por su carácter altruista y ha participado en varias causas con buenos fines sociales: ahora su ayuda le tocó a F.C. Ezeiza, un incipiente club que está luchando por tener su propia cancha para hacer de local en la Liga de San Vicente, torneo en el que comenzó a participar el año pasado.

«Todo comenzó porque uno de los jugadores, Gabriel Trevizann, es tiktoker y habló con Santiago: le comentó nuestro tema de que se nos complica juntar plata para poder pagar la cancha en la que hacemos de local y ahí él empezó a hacer los vivos para recaudar plata», cuenta Santiago Galván, presidente y entrenador de F.C. Ezeiza.

«Reciben 200 pibes: muchos de ellos están en la calle o en el colegio y después no pueden estar en sus casas, van ahí, entrenan y juegan. Eso pasa mucho en Argentina, hay muchos clubes que son de barrio que reciben a todos los pibes y que no tienen como sustentarse y muchos desaparecen después. Tienen un rol re importante en la sociedad y en Argentina, cualquier club deportivo tiene un rol importante en la sociedad», explicó Maratea sobre su donación, que gestionó a través de los aportes que le fueron realizando sus seguidores.

En total, el influencer recaudó 3.400.000 mil pesos, según le detalla el entrenador Galván. Una parte de eso se utilizará para pagar los gastos previamente detallados y la segunda irá de lleno para construir la cancha y edificar el predio que le acaban de dar a F.C. Ezeiza.

«Cuando estemos afianzados en el terreno que nos dan, nos vamos a enfocar en lo que será la construcción de dos canchas, una para jugar y otra para entrenar, los vestuarios y un buffet. Ahí tenemos que pasarle a Santi el presupuesto para terminar de definir como ejecutar todo. Estamos muy agradecidos con él», revela el presidente Galván.

Otro de los impactos positivos que provocó Maratea en el club se dio a nivel redes sociales: antes de que el influencer empezara su campaña, F.C. Ezeiza contaba con mil seguidores en Instagram, en una hora pasó a tener 20 mil y actualmente está al borde de llegar a los 40 mil.

Además de toda la ayuda que consiguió a nivel dinero e impacto positivo en la imagen del club, Maratea se dio una vuelta por el entrenamiento para conocer a los jugadores de F.C. Ezeiza y recibió como obsequio una camiseta de la institución. Y en el equipo, hoy por hoy, casi que lo ven como un Dios pagano.

Así lo reconoce el DT Galván: «La realidad es que vamos a estar eternamente agradecidos por lo que hizo. Santi es muy humilde: cuando me vio me dio un abrazo como si me conociera de toda la vida. Es muy buena persona, viene de ayudar a los chicos del seleccionado de talla baja de fútbol y todos conocemos y lo hace sin pedir nada a cambio. Cuando nuestra cancha esté terminada se va a llamar Santiago Maratea».

Noticias relacionadas